El Techmuseum📱

Hoy en día es casi obligatorio que todos los museos ofrezcan algún tipo de interacción tecnológica. No importa el tamaño o tipo de museo, todos tratan de conectarse e involucrar a los visitantes por medio de una Tablet, un video, una touch screen, una aplicación, 3D, etc. He visto muchísimos ejemplos. Pero el uso de tecnología no significa necesariamente una mejor práctica y no todos los museos tienen el presupuesto para incluir la mejor tecnología. En este post voy hablar de tres ideas tecnológicas utilizadas en museos las cuales considero brillantes. Además voy a escribir acerca de mi experiencia personal utilizando la idea de la tecnología, sin utilizarla (no, no me he vuelto loca). 

Mi primera buena experiencia fue utilizando la aplicación para familias del Philadelphia Art Museum “A is for Art”. Como pueden ver en el video, se trata de un tipo de búsqueda de tesoros. Sin embargo, esta aplicación no solo provee información como otras, también permite a los visitantes participar activamente. La aplicación realiza preguntas abiertas e invita a los visitantes a participar en actividades como posar como una bailarina de Degas o adivinar el instrumento en la obra de Picasso “Los tres músicos” (video). La mejor parte es que la aplicación incentiva a los visitantes a participar con más gente, lo cual resuelve el problema de que los aparatos tecnológicos en los museos aíslan a la gente. 

Había escuchado desde hace bastante tiempo que un museo tenía un lápiz mágico que permitía que los visitantes guarden objetos favoritos, diseñen en pantallas táctiles y recuerden la experiencia que había tenido en el museo después de su visita. Este objeto suena como salido de un cuento fantástico, pero les cuento que si existe! "The Pen" en el museo de diseño Cooper Hewitt ​​Museum en New York invita a los visitantes a relacionarse con las obras de manera distinta. 

Mi experiencia utilizando la tecnología innovadora de “The Pen” no solo me permitió entender el museo de una mejor manera, pero además hizo que me convierta en una diseñadora; aprendí acerca del diseño, diseñando. Pude diseñar mi propio papel tapiz y cree mi propia colección de muebles. .

Finalmente, la tercera herramienta tecnológica que escogí sale del Brooklyn Museum en Nueva York. A veces las ideas más simples son las mejores. La aplicación “ask BKM” es un chat donde los visitantes pueden conversar con un profesional del museo o un historiador del arte y hacerle preguntas durante su visita. Como las personas del museo me explicaron es como “tener un historiador del arte en tu bolsillo”. Eso es increíble! Disfrute mucho que otra persona estuviera involucrada detrás de la pantalla. Y no solo me daba información, también me recomendaba objetos que me gustaría ver según mi interés.  

Estos tres ejemplo de uso de la tecnología en los museos son grandiosos, pero no todos tenemos el presupuesto para crear proyectos similares. Para mi ultimo trabajo tuve que crear una planificación de visita con estudiantes de secundaria. Lo primero que se me viene a la cabeza pensando en adolescentes fue video juegos,. Lamentablemente no tenía el presupuesto para crear uno. Así que me pregunte ¿qué de los video juegos les gusta a los adolescentes? La respuesta que conseguí fue que los video juegos permiten tomar decisiones y ser autónomo. Partiendo de estas ideas cree una auto-visita inmersiva, donde los estudiantes personifican a alguien dentro de la historia para resolver problemas similares a los que se se estudian en la exhibición. Aún sigo desarrollando la idea y creo que podría ser adaptada a diferentes historias y medios (incluyendo el uso de tecnología por su puesto). 

Puedes ver la planificación en ingles aquí (lamentablemente no la tengo traducida, perdón) Por favor escribe cualquier comentario

Ahora solo por diversión, volvamos al futuro e imaginemos que tecnología quisieras que existiese en un museo. Yo voy a escribir mi idea también ;)

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now